MRC International Training
El rincón de escritores de MRC
El rincón de escritores de MRC

Liderazgo: Tiempos de paz, tiempos de guerra

Recuerdo hace ya años en uno de mis entrenamientos de venta con un grupo de directores de oficina de un banco, cómo uno de los directores reconocía, con cierto abatimiento, que él era el jefe de la oficina, pero el líder era su segundo de abordo. Nos contaba que, aunque siempre se ofrecía al equipo para lo que necesitasen, después recurrían a su segundo para casi todo. Él no pintaba nada. Pero eran tiempos de bonanza, esa oficina daba números, aunque muy justos, y para el banco funcionaba. Así que esa anormalidad en el liderazgo del equipo, hacia afuera quedaba tapada.

Ahora pongamos a esa oficina en el mercado de hoy con la crisis –o casi guerra– que estamos viviendo. Pues estoy seguro que tendría todas las papeletas para tener muchos problemas, incluyendo el cierre.

Liderazgo mrc

Porque defiendo que en tiempos de paz los jefes que no son líderes pueden sobrevivir sin serlo, pero cuando llega la guerra… se les pilla; las crisis retratan y desnudan al jefe que no es líder. Y tiene sentido…

En tiempos de paz –cuando no hay crisis–, las cosas salen muchas veces, como vemos en el caso real de esta oficina bancaria, no por el liderazgo de los jefes, sino por la inercia de la misma organización, lo que incluye el buen trabajo de muchos profesionales, que tapan a veces la falta de liderazgo de sus responsables.

Pero claro, cuando llega la guerra con momentos tan difíciles como los actuales, ese jefe no líder ya no puede seguir emboscado. Ahora no puede seguir abdicando sus decisiones, como quizá hacía antes. Al contrario, ahora se encuentra tomando decisiones trascendentales que tiene que tomar a solas, a veces con poco tiempo y sin casi información. Y se le queda grande la situación. Además, no cuenta con la confianza de su gente, porque no se la ha ganado durante los tiempos de paz, y su equipo tiembla cuando le ven que se va a una reunión con el Territorial y los otros directores de su zona para hablar de ERTE,s posibles despidos y hasta quizá el cierre de algunas oficinas. Y saber que, a tu jefe por su falta de liderazgo, se lo van a comer entre todos… es muy duro. Son tiempos de liderazgo que, si eres jefe y no lo tienes, se paga muy caro.

Estoy recurriendo a la palabra guerra y, definida como la confrontación entre dos bandos que ahora no los hay, sé que técnicamente no es lo que estamos viviendo, pero mantengo la palabra porque sabemos que una guerra pone a prueba los resortes de un estado para ganarla, igual que las crisis comprueban la preparación de las empresas para superarlas.

Quedándonos en el ámbito de la empresa que es el que nos ocupa, son muchos los frentes que pone a prueba una crisis como la actual; aguante financiero, gestión y eficacia del teletrabajo, nuevas soluciones para generar negocio, el mantenimiento en lo posible de la plantilla, etc.

Pero en este artículo, he querido poner el foco en el liderazgo de esos miles de cuadros de mandos que hay en las empresas, porque creo que el liderazgo, como intangible que es, aún hay muchas empresas que no lo cuidan y no lo entrenan como deberían.

Y, como hemos visto con esa oficina bancaria, el liderazgo –o no liderazgo– en la empresa, estoy absolutamente convencido de que, por encima de otros factores a los que sí se les dedica tiempo y recursos, puede marcar mucho el futuro –o no futuro– de esa organización sea del tamaño que sea.

Quiero terminar recordando como, hace ya muchos años, José María Carrascal cerraba uno de sus telediarios de Antena 3 con una frase que anoté inmediatamente y, aunque no sé si era suya, creo que ilustra muy bien el espíritu de este artículo. Decía así:

“En los momentos difíciles, es cuando se mide la talla de un líder, porque en los fáciles, cualquiera puede parecerlo”

Pues querido jefe, a entrenar toca en liderazgo… no sea que te pillen. Y en MRC sabemos cómo hacerlo…

 

Autor: Ladislao Mollá–  Socio Director en MRC International people training