Las 5 claves para sobrevivir al teletrabajo

Las 5 claves para sobrevivir al teletrabajo

bench-accounting-C3V88BOoRoM-unsplash

Allá por el 2010, ya bien metidos en la renombrada crisis, una empresa cliente de MRC, tomó la decisión –como otras muchas– de eliminar algunas de sus delegaciones comerciales, con lo que su fuerza de venta pasó al teletrabajo. Vamos, que su oficina pasó a ser su despacho en casa, o bien su coche… y casi más éste último.

Recuerdo cómo los vendedores lo celebraron al principio, pero también pasados unos meses empezaron a ver algunas de las desventajas que también tiene el teletrabajo. Algunos echaban mucho de menos la delegación y firmarían a ciegas volver a tenerla. Por eso en el título hablo de “sobrevivir”. Sí, el teletrabajo creo que no siempre es bueno para todos.

En el caso concreto de los vendedores, entre los que me encuentro, tengo claro que estando sometida nuestra actividad en lo anímico a toda una montaña rusa, el calor de “la oficina”, el rato alrededor de la máquina de café, las reuniones comerciales, son todos compañeros de “fatigas” que se hacen del todo necesarios.

Así que ahora que en menos de un mes el temido “corona virus” nos amenaza con mandarnos a todos a trabajar desde casa, quiero aportar mis cinco convicciones en forma de claves para ayudar a que este cambio –muy importante cambio– sea lo más llevadero posible.

 

Voy a ello…

  1. Actívate en las redes, correos y whatsapp

Quizá tú nunca has sido muy participativo en todo esto, pero ahora por responsabilidad como miembro de un equipo que eres, tendrás que participar más. Si no, no existes. Responde a correos, felicita iniciativas, da tu opinión, discrepa… en fin, hazte más visible.

  1. En casa, haz compartimentos estancos

Los tuyos deben entender que, aunque estés en casa, estás trabajando. Edúcate y edúcalos a que así se entienda. Si no, las interrupciones pueden arruinarte el día. Quizá no vendría mal en tu puerta un cartel de NO MOLESTAR, como en los hoteles…

  1. Alarga el “pasar” por la oficina

Cada vez que tengas que pasar por la oficina, intenta que sea sin prisas. Es el único momento de fomentar las relaciones sociales con compañeros; relaciones tan necesarias en nuestra “felicidad” laboral y, en definitiva, en nuestros resultados.

  1. Intensifica tu autoformación

Lo que ahora no se aprende al perder contacto con compañeros y con otros departamentos, nadie te lo va a enseñar. Es duro, pero ahora para seguir creciendo profesionalmente a uno le toca “buscarse la vida”. Hora de leer, apuntarse a cursos, entrenarse en nuevas habilidades, asistir a conferencias… es lo que hay.

  1. Cultiva las relaciones con los tuyos

Antes nunca teníamos tiempo para llegar a recoger a tu hijo en el colegio, estar en su cumpleaños en el Burger, o acompañar a tu madre a una prueba médica que le preocupa. Ahora organizándose bien… se puede. Es la cara amable del teletrabajo que hay que aprovechar al máximo. Disfrútalo.

 

Nos vemos en casa…

Post escrito por Ladislao Mollá – Socio Director y entrenador de MRC

Síguenos en twitter

Archivos