Coronavirus: Una oportunidad de mejora

Coronavirus: Una oportunidad de mejora

coronavirus opportunity

Sí… de verdad creo que mientras el coronavirus ya nos está haciendo mucho daño, no sólo en nuestra salud –que es lo que realmente importa–, sino también en los números a las empresas, a la vez puede ser una gran oportunidad para mejorar como personas y, en consecuencia, como equipos de trabajo.

Me parece que es el momento de que todos interioricemos esta frase que no sé si se la escuché a mi padre, marino de profesión, y que decía “Las tempestades hacen náufragos o buenos marineros…” y la tempestad, la tenemos bien servida…

Siempre he pensado que el carácter nuestro, el de los españoles, generalmente abierto, espontáneo o incluso resolutivo, es muy bueno en determinadas situaciones, pero también tiene algún otro lado, digamos oscuro, que creo podríamos pagar caro en esta tempestad del virus. Pienso en lo mucho que confiamos en nuestra improvisación, el “no pasa nada” o el “cuando llegue ya veremos lo que hacemos”. También pienso en nuestro eterno cainismo o guerra civilismo por el que muchas veces perdemos la tan necesaria altura de miras para centrase en salvar el barco con todos dentro y no sólo en salvarse uno.

Así que, a bote pronto, propongo que todos –seamos empresarios, autónomos, jefes, colaboradores…–, activemos las siguientes 5 ideas, porque estoy seguro nos ayudarán no sólo a llegar sanos y juntos a puerto, sino también y muy importante, a salir reforzados de esta experiencia que empieza a ser tan nueva y única para todos. Veamos:

  1. ACTITUD, ACTITUD Y ACTITUD

Palabra que repito porque la considero clave y lo primero a cuidar en toda tempestad. Es el momento de ganar la batalla a nuestros pensamientos y no caer en derrotismos. Y ser muy conscientes de la responsabilidad que tenemos en el trato con los demás y el daño que podemos hacerles –compañeros, amigos e incluso familia–, si siendo su referencia te ven pesimista y abatido…

  1. CUMPLAMOS ESCRUPULOSAMENTE LAS INDICACIONES QUE RECIBAMOS

Las autoridades de gobiernos como los responsables de nuestra propia empresa, están tomando medidas muy difíciles, seguro que en contra de su voluntad y, lógicamente, con mucha más información que la que tenemos sus gobernados. Creo que no es momento de arreglar la tempestad en la barra del bar… Son momentos para estar con ellos, nuestros jefes y gobernantes y discrepar ya más adelante cuando toque

  1. DEMOS UN PASO MÁS

En vez de tomarnos esto como unas vacaciones no esperadas, desde la responsabilidad creo que nos toca pensar a cada uno lo que podemos hacer de más por nuestra empresa o negocio; ya sea desde casa o desde la falta de actividad. Momento de dar más del 100% para hacer muchas cosas seguramente pendientes… ordenar papeles, archivos, revisar bases de datos, formarse, nuevas ideas…

  1. BORRÓN Y CUENTA NUEVA

Quizá sea también una gran oportunidad para cerrar heridas con compañeros, responsables, clientes o con quien sea y ofrecerles nuestra ayuda si es que la tempestad puede con ellos…

  1. REINVENTARSE

En línea con todo lo anterior y, sobre todo con el título de estas letras, mientras amaina el temporal creo que tenemos ante nosotros una magnífica oportunidad para reinventarnos y demostrar nuestra capacidad de resiliencia. Momento para demostrarnos a nosotros mismos y a los demás que, ante esta tempestad, yo soy un buen marinero

Resiliencia coronavirus

Post escrito por Ladislao Mollá – Socio Director y entrenador de MRC

Síguenos en twitter

Archivos