¿Qué podemos aprender de la última película de Disney?

¿Qué podemos aprender de la última película de Disney?

👨‍💻 Artículo escrito por @AlejandroMontealegre, Director de training y experiencia del empleado en MRC International people training

Hace unos días leía una noticia sobre la última película de Disney Encanto, hablando de la enorme incidencia de la música en la Salud Mental. Mientras leía la noticia mis hijos repetían en bucle No se habla de Bruno… mi hijo se llama Bruno, así que es fácil imaginar cuántas veces puedo escuchar esta frase al cabo del día.

Esto me llevó a reflexionar sobre cómo hemos avanzado concretamente respecto a la salud mental y la importancia de no prejuzgar y tomar decisiones por los demás sin consultarlos.

Afortunadamente la sociedad actual tiene muchos ejemplos como el que nos muestra esta película, con mensajes muy potentes que poco a poco van calando en las nuevas generaciones. Nuestros hijos entienden y se relacionan con una serie de valores esenciales y de gran importancia que años atrás, de manera general, no se tenían en cuenta. Estábamos menos expuestos y le dábamos menos importancia a la diversidad, la inclusión, el apoyo, la inteligencia emocional…

Encanto nos habla de la importancia de la salud mental y de cómo influyen las relaciones directamente sobre ella; cómo dentro de una familia hay miedos, imposiciones, envidias, colaboración, apoyo.

Se sabe que las relaciones -internas y externas-, son lo que marca la diferencia en el éxito de las empresas y, en esta película, vemos reflejados exactamente los mismos problemas; la lucha de egos en posiciones directivas, la falta de apoyo a los colaboradores, la toma de decisiones sin preguntar ni escuchar las necesidades de los colaboradores, etc.

Por suerte, igual que nuestros hijos tienen nuevos impactos que nos ayudan en su desarrollo y refuerzan los mensajes que queremos transmitirles para que sean personas sanas, con criterio, tolerantes y generosas; las empresas disponemos de herramientas específicas que nos ayudan a trabajar en la misma línea.

¿Qué herramientas podemos aplicar?
  1. Por supuesto podemos implantar una cultura basada en el empleado, pensando en su bienestar y en satisfacer sus necesidades vitales. Conocer la experiencia de los empleados es un gran inicio para tomar iniciativas que tengan impacto, conocer que viven y que sienten, hablar libremente, eliminar miedos y barreras para que cuando pongamos en marcha una iniciativa tengamos en cuenta distintos puntos de vista y no solo la visión del manager.
  2. Además, podemos implantar de manera muy sencilla conversaciones de desarrollo, en las que cada empleado se comprometa con sus áreas de mejora y así conseguir avanzar en la línea adecuada. Sin imposiciones ni restricciones, cada colaborador será el responsable de su desarrollo con el apoyo y acompañamiento de sus responsables.
  3. Por otro lado, cada vez más empresas comienzan a implantar una gestión más transparente y flexible a través de OKRs (Objetives & Key Results) mediante los cuales co-creamos y compartimos los objetivos individuales que ayudan a conseguir la estrategia global desde cada departamento.
  4. Algo que desde mi experiencia marca la diferencia es la actitud; cómo nos enfrentamos a nuestro día a día, cómo solventamos problemas o cómo actuamos en situaciones de estrés o presión. Es evidente que hoy en día la incertidumbre y sobre todo la exigencia por el cumplimiento de los objetivos hacen que sean más importante el autoconocimiento y el positivismo, por lo que podemos trabajar nuestra Inteligencia Emocional y mejorar en cómo afrontar los distintos retos que se nos presentan en nuestro día a día.

A través de estas herramientas o metodologías conseguiremos mejorar la motivación, compromiso y en consecuencia los resultados de la compañía. Conseguiremos mejorar la atracción y retención del talento ya que cada vez es más importante diseñar una propuesta de valor que nos permita contar con los mejores profesionales, creando relaciones internas más sanas que fomenten a la vez la creatividad e innovación.

Ahora es nuestra oportunidad para hablar de Bruno, ser valientes y afrontar los desafíos de frente y no ocultando los problemas esperando que se resuelvan solos o se olviden con el tiempo… ¡no hay más que atreverse!

Alejandro Montealegre, director MRC International people training

Síguenos en twitter

Archivos